lunes, 1 de agosto de 2011

Panecillos con Rucula

Panecillos con Rucula
Ingredientes:
500 g de harina.
100 g de Rucula
10 g de sal
25 g de levadura fresca de panadería
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de semillas de calabaza
1 cucharada de semillas de diferentes * (lino, girasol, amapola, mijo ...)
1 / 2 cucharadita de pimienta recién molida
1 taza de jugo de naranja

Preparación:
En una licuadora, mezclar la rúcula con 3/4 litro de agua, un poco de jugo de naranja y crear un grupo homogéneo , donde todos quede muy bien licuado , ( que queden pedazos muy pequeños de rucula ). Tomar 1 taza de jugo anterior y poner la levadura y el azúcar. Deje reposar durante 10 minutos. En un tazón grande harina, sal, pimienta y semillas mixtas (no las semillas de calabaza). Hacer un agujero en el centro y vierta en el aceite de oliva, la levadura y el resto del jugo de Rucula.
Comenzar a amasar la harina dejando caer poco a poco el centro. Cuando la masa forme una bola, amasar durante unos diez minutos, hasta que la masa esté suave y elástica. si ve que esta muy pegajosa , vierta un poco mas de harina. Cubrir con plástico y dejar crecer a unos 45 minutos hasta que la masa se haya duplicado en tamaño. Coloque un plato las semillas de calabaza. Separe la masa en 8 partes iguales del mismo peso. Empiece a formar bolas pequeñas de cada una, humedezca la superficie de rodadandolas sobre una toalla de papel absorvente húmeda para que algunas semillas de calabaza que se adhiera bien. Coloque las bolas separadas unos centímetros en una bandeja para hornear forrada con papel pergamino o una hoja de silicona ó simplemente aceitada, cubierta con un paño y dejar subir de nuevo 45 minutos. Pre-caliente el horno a 210 grados C. Cuando esté caliente, colocar un recipiente de un litro de agua hirviendo, para crear una atmósfera de vapor, y hornee por 15 a 20 minutos. Luego de hornear , poner el pan se enfríe sobre una rejilla. Por último ... Se puede servir con una ensalada de Calabacín crudo y la menta, o con jamón y un buen vino.